El virus de la bofetada. ¿Qué sabemos?

Últimamente, hemos detectado que el virus de la bofetada o eritema infeccioso ha repuntado. De hecho, puede que los que tengáis niños en edad escolar os haya llegado por diferentes canales que hay un virus, llamado de la bofetada, que parece amenazar la salud de nuestros niños. Pero, ¿qué sabemos de este virus? En este artículo intentamos explicarle qué es y cómo tratarlo.

¿Qué es el virus de la bofetada?

El «virus de la bofetada» es el nombre común que se da a esta infección, también conocida como eritema infeccioso, causada por el parvovirus B19 y se trata de una infección viral común en niños (5-14 años). El nombre «virus de la bofetada» proviene de la apariencia característica de las mejillas rojas e hinchadas de los niños afectados, como si hubieran sido abofeteados. Su modo de contagio más frecuente es por vía respiratoria, a través de gotas de saliva y moco nasal. Los casos predominan en primavera y verano.

Los síntomas del virus de la bofetada

  • Erupción facial: mejillas rojas e hinchadas
  • Erupción corporal: puede extenderse a brazos, piernas y tronco, apareciendo como manchas rojas
  • Fiebre baja
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general: pueden incluir síntomas similares a la gripe

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para esta infección, ya que es una infección viral que generalmente se resuelve por sí sola. El tratamiento se centra en aliviar los síntomas. Lo que le recomendaríamos es:

  • Descansar
  • Beber muchos líquidos
  • Tomar medicamentos para la fiebre y el dolor, como el paracetamol o el ibuprofeno

Prevención

Para prevenir la propagación del parvovirus B19 le recomendamos:

  • Lavado frecuente de manos
  • Evitar el contacto estrecho con personas infectadas
  • Toser o estornudar en un pañuelo o en la parte interna del codo

Por lo general, el virus de la bofetada es leve en niños sanos, pero puede ser más serio en personas con anemia crónica, sistema inmunitario debilitado o mujeres embarazadas. Así que es importante informarse bien y tomar las medidas necesarias para proteger nuestra salud.